IMPORTANT OLD MASTER PAINTINGS AND HAUTE EPOQUE AUCTION, INCLUDING MODERN

Lote 329:

"Retrato de Joven Dama", atribuíble a Jean-Baptiste Greuze (1725, Tournus – 1805, París), escuela Francesa del siglo XVIII

La subasta comenzará en__ días y __ horas

Precio base: €65,000

Precio estimado: €80 000 - €100 000

Comisión de la casa de subasta: 19.5%

IVA: Solo sobre comisión

Óleo sobre lienzo, con importante marco de la época. Medidas enmarcado 53 x 44 cm, medidas lienzo: 34 x 29 cm. Se acompaña de informe técnico comparativo. Excepcional descubrimiento de la versión al óleo “Retrato de Dama Joven” del que sólo se conocía la versión en pastel procedente de una colección privada neoyorkina y subastada en Christie’s en el año 2010. Jean-Baptiste Greuze (1725, Tournus – 1805, París) realiza sus estudios de pintura en el taller de Grandon en Lyon, Greuze se trasladó a París en 1750 y entró, como alumno de Natoire en la Real Academia de Pintura y Escultura. Su popularidad se confirmó con otras pinturas de corte melodramático, representando escenas jóvenes campesinas de provincias. Uno de sus mayores apoyos artísticos fue Diderot; crítico de arte hizo un encendido elogio de sus pintura por el moralismo de sus imágenes. Entre sus grandes éxitos puede mencionarse La boda pueblerina o Acordée de village presentada en el salón de 1761, donde una vez más muestra un interior rural burgués. Entre sus obras destacadas cosecharon gran éxito “Padre de familia explicando la Biblia a sus hijos”, realizado en 1755, así como también conocido como “La muerte del paralítico” de 1763, cuadro que representa a un padre anciano en su lecho de muerte rodeado de su familia. Esta pintura se relaciona con la novela de Jean Jacques Rousseau, “La nouvelle Héloïse”, publicada ese mismo año. Tras alcanzar gran éxito de público y crítica empezó a cosechar la pintura de historia, género de mayor rango dentro de la pintura oficial. Su primera obra en este orden es la llamada Séptimo-Severo. Contrariamente a lo que buscaba, esta pieza fue motivo de conflictos con la Academia, ya que no solo no fue aceptada a concurso, sino que le valió la enemistad y críticas demoledoras de Denis Diderot. Greuze pintó numerosos retratos y recibió numerosas críticas por sus pinturas de carácter libertino. La Revolución francesa de 1789 puso de moda el neoclasicismo y las pinturas de Greuze pasaron de moda, obligándole a vivir de sus clases como profesor de arte. El retrato de Napoleón Bonaparte, que le encargó en sus últimos años, no evitó que pasara sus últimos años en la pobreza. Asimismo, Greuze cosechó la temática alegórica, siendo destacadas la Ofrenda de amor (1769), mitológicos: Danae; o también religiosos, como Santa María Egipciaca. OBRAS EN COMPARACIÓN: “Retrato de Joven Dama” en pastel sobre papel, Christie’s, 27 Enero de 2010, lote 145. Procedencia: antigua colección particular, España.